jueves, 11 de diciembre de 2014

Con tal debilidad hacer un lirio: despojarlo, vestirlo, malcriarlo, tú en vilo. De tal debilidad hacer un norte, un por cuánto, un camino, un dar la luz a trozos y por piezas dejar a Dios vencido. Por tal debilidad hacerse niño, por tal debilidad forzar lo fuerte, lo candente, lo forzoso, lo mío: de tal debilidad hacerse río.

7 comentarios:

ribemependros dijo...

Santiago la delicadeza de sentimientos y tu escritura redimen, nos salvan

nadie dijo...

Quisiera yo tanta sensibilidad en mucha gente como lo que tú tienes.

Darilea dijo...

Que tu debilidad sirva para construir poemas y resistir la vida a fuerza de palabras. Un beso Santi y feliz año :)

nadie dijo...

Que nuestra debilidad sea también nuestra fuerza. Un beso muy grande.

Salma Hassan dijo...

un gusto volver a leerte.
un abrazo grande.

Militos dijo...

Santiago, inconfundible!! Un beso

©Laura Caro dijo...

Lo tuyo es un constante ir y venir, sembrar y deshojar, hacer y deshacer, llegar y no quedarse...

Te sigo cuando puedo. Y me gusta leerte.

Un abrazo grandote.